La exposición fotográfica sobre el conflicto minero de Corcoesto llega a su quinta edición en la capital de Galicia

Tras su paso por el Forum Metropolitano de A Coruña, la Biblioteca Anxel Casal de Santiago y los centros municipales de Conxo y Castiñeiriño, la muestra seguirá su recorrido itinerante desde el 24 de abril hasta el próximo 16 de mayo en el Centro Sociocultural de Vite, para a continuación emprender un  periplo por distintas salas y localidades que concluirá a finales del 2015, tras la reciente ampliación del calendario del evento.

Una de las imágenes que componen la exposición fotográfica
Bajo el título de "Ouro Impuro: A loita por Corcoesto", la exposición está disponible en dos montajes de distinto formato de 24 y 36 imágenes respectivamente en función del espacio expositivo, y hace un recorrido en tres fases por los valores naturales de Cabana de Bergantiños y la parroquia de Corcoesto (una de las diez que integran su ayuntamiento), las actividades tradicionales y una selección de imágenes centrada en la lucha popular iniciada durante el verano de 2012 para conseguir la cancelación del proyecto de la empresa minera canadiense Edgewater Exploration entre los ayuntamientos coruñeses de Cabana, Coristanco y Ponteceso.

La iniciativa quiere servir de recordatorio gráfico de cómo la movilización social en defensa del medio ambiente y la salud de la población logró un hito histórico al conseguir parar de manera preventiva el peligro potencial a gran escala que hubiera supuesto el proyecto minero de Corcoesto, que hubiera empleado 546 toneladas anuales de cianuro de sodio para separar el oro de la roca a través de la generación de más de 100.000 toneladas de residuos tóxicos por temporada durante un período de aproximadamente ocho años.

De haberse llevado a cabo, las balsas de residuos mineros hubieran supuesto un legado ambiental inasumible para las generaciones futuras a cambio de un proyecto de escaso horizonte temporal que podría haber puesto en riesgo los miles de empleos ya consolidados en los sectores agropecuario, marisquero, pesquero y turístico, que son la base de la economía de la zona.

UNA LLAMADA AL SENTIMIENTO COLECTIVO Y LA RESPONSABILIDAD INSTITUCIONAL

Tal como se recoge en la muestra, la anulación de los planes de Edgewater en Bergantiños ha supuesto un triunfo de la sociedad civil y la dignidad colectiva, pero también un llamamiento al sentido común y la responsabilidad institucional de los gobernantes frente a proyectos irracionales en los que, como en el caso de la mina de Corcoesto, se demostró finalmente que los perjuicios superaban con mucho a los teóricos beneficios.

(15.4.2014)