Salvemos Cabana critica la doble moral de la alcaldesa de Triacastela en lo referente al yacimiento arqueológico de Cova Eirós

Para la Plataforma resulta lamentable la actitud de la regidora popular Olga Iglesias al reclamar un Museo de la Prehistoria en el entorno de la cueva mientras el Ayuntamiento que dirige acaba de autorizar las labores mineras de Cementos Cosmos en la cantera de Vilavella, amenazando la supervivencia de este enclave de primer orden, fundamental para el estudio y comprensión del Paleolítico en el noroeste peninsular.

Excavaciones en el yacimiento arqueológico de Cova Eirós
Aunque la alcaldesa considera en público la cueva como un "filón" que hay que proteger, la realidad es que la actividad extractiva de Cosmos ha tenido una incidencia muy negativa en Cova Eirós, tanto por el uso de explosivos que ha deteriorado la integridad del recinto, como al haber eliminado la capa protectora del terreno, provocando alteraciones del nivel freático, y derivando en el aumento de los niveles de humedad, muy perjudiciales para la conservación de las pinturas rupestres que atesora el yacimiento y que rondan el centenar.

En el expediente al que ha tenido acceso la Plataforma sobre la autorización a Cementos Cosmos, la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural reconoce que Cova Eirós "es un yacimiento clave" en el noroeste de la Península Ibérica "para la investigación de la tecnología y de las estrategias de subsistencia de las comunidades de Homo sapiens neanderthalensis y Homo sapiens sapiens que vivieron en este paraje en el período prehistórico del Paleolítico".

LA AUTORIZACIÓN ADMINISTRATIVA, UN DESPROPÓSITO

Por todo ello y como ya hizo constar en fechas recientes, Salvemos Cabana considera un completo despropósito que tras décadas de actividad irregular tanto el Ayuntamiento de Triacastela como distintos organismos dependendientes de la Xunta avalen sin reparos la actuación de esta empresa. En este sentido, resulta muy difícil de entender como una explotación tan polémica como la realizada en la cantera de Vilavella puede haberse reanudado sin la realización de ningún trámite de evaluación de impacto y sin garantizar previamente la protección de los valores ambientales, paisajísticos y patrimoniales de la zona.

LA URGENCIA DE LA REFORMA DE LA LEY MINERA DE GALICIA

Una vez más, el caso de Cosmos en Triacastela recuerda la urgencia de acometer una reforma profunda de la Ley 3/2008, de Ordenación de la Minería de Galicia, en aras de la conservación del patrimonio natural y cultural y sobre todo del respeto a la legalidad vigente, introduciendo mecanismos que prevengan los abusos de las industrias extractivas. En determinados casos, la minería puede ser una actividad necesaria, pero no a cualquier precio y sin un control público que favorezca la protección del entorno natural y sociocultural de las comunidades que lo habitan.

(14.8.2014)