Salvemos Cabana pide moderar el optimismo tras el anuncio de la Xunta de cancelar la mina de Corcoesto

Aunque la plataforma celebra la decisión de la Consellería de Economía e Industria de hacer público por escrito la anulación del proyecto, espera en los próximos días respuesta de la Oficina del Valedor do Pobo  en cuanto a la pervivencia o no de la Declaración de Impacto Ambiental aprobada a finales de 2012 por la Consellería de Medio Ambiente a Mineira de Corcoesto S.L./Edgewater, que es la clave para conocer si la iniciativa minera ha sido rechazada en su totalidad.

El pasado mes de enero, desde Salvemos Cabana se hizo un requerimiento al Alto Comisionado para conocer si el trámite de evaluación ambiental de la mina de Corcoesto estaba anulado o por el contrario sigue teniendo validez, lo que podría facilitar la reactivación del proyecto.

En la resolución emitida en su día por el organismo, la Oficina del Valedor señaló que “dado el rechazo global del proyecto, este tiene como consecuencia que decaigan todos los actos de trámite del mismo, entre ellos la evaluación ambiental”, pues “no resulta aplicable lo previsto para la posible caducidad de las declaraciones, puesto que la pervivencia durante un plazo se prevé para los casos en que se dió la autorización o aprobación del proyecto y este no comenzara a ejecutarse (art.14 do Real Decreto Legislativo 1/2008)".

No obstante, el Director Xeral de Minas, Ángel Bernardo Tahoces, el mismo que firma el escrito de cancelación hecho público esta semana, ha sostenido en público en reiteradas ocasiones que la aprobación de la declaración de impacto ambiental tiene validez durante cinco años deacuerdo a la legislación vigente, contraviniendo lo publicado por la Oficina do Valedor do Pobo.

Con fecha 27 de febrero, la plataforma recibió un escrito por parte de la Oficina del Valedor en relación con el expediente referido al caso tras haber sido admitido a trámite, anunciando que al no haber recibido en plazo el informe demandado a la Consellería de Economía e Industria, se efectuaba un nuevo requerimiento, recordando expresamente que la contestación por parte de la Xunta es una obligación legal, tal como señala el artículo 22 de la Lei do Valedor do Pobo.

Tras consulta telefónica con la institución, se espera en los próximos días una resolución sobre el particular, que aclare de manera pertinente si la cancelación del proyecto permite la anulación o no de la aprobación ambiental.

Por todo ello, desde la plataforma se pide la máxima cautela hasta conocer en su totalidad el alcance real de este hecho y si la anulación de la mina de Corcoesto puede tratarse como algo definitivo e irreversible.

(14.3.2014)