Votorantim incumple su propio código de conducta en la actividad minera de Cementos Cosmos en Triacastela

Salvemos Cabana considera que las actuaciones de la filial del gigante brasileño en su mina luguesa, no respetan los compromisos autoadquiridos por la multinacional en su programa de responsabilidad social corporativa.

Explotación minera de Cementos Cosmos en Triacastela
Inspirado en los valores y creencias de la multinacional, esta normativa contiene los principios que unifican a todas las empresas del grupo "independientemente de la región, cultura o mercado", es de "aplicación obligatoria" entre los empleados del grupo y "debe servir de referencia a los asociados comerciales", ofreciendo "orientaciones claras y no negociables" sobre las actuaciones de la compañía.

Votorantim afirma así que se compromete a "mantener canales de diálogo permanente con todas las comunidades en las que está presente" y que "la inversión en proyectos sociales, culturales o ambientales debe ser orientada con las demandas reales de las comunidades, además de estar alineada a las directrices del Instituto Votorantim, de manera que cumpla los proyectos efectivamente comprometidos en fomentar la transformación social" porque "la construcción y fortalecimiento de la imagen y reputación del Grupo" también se dan a través del "diálogo y comportamiento" con las poblaciones.

LA TEORÍA DISTA MUCHO DE LA REALIDAD EN TRIACASTELA

La realidad es que pese a las buenas intenciones que marcan sobre el papel las líneas de acción de Votorantim, en la actividad minera de Cementos Cosmos en la cantera de Vilavella se hace patente el incumplimiento sistemático de las directrices que la compañía marca en su propio código de conducta.

Por un lado y más allá de la relación institucional con el Ayuntamiento de Triacastela, que fue quien otorgó la licencia municipal de actuación el pasado 1 de agosto, Votorantim no mantiene diálogo alguno con las asociaciones de la zona que desde hace años vienen denunciando la problemática generada por la cementera y las irregularidades cometidas por su filial.

Resulta chocante además, que Votorantim hable de invertir en "proyectos sociales, culturales o ambientales" cuando para los expertos resulta "evidente el riesgo de destrucción y deterioro" que la actividad minera puede tener sobre Cova Eirós, verdadera 'catedral' del Paleolítico gallego que alberga las únicas pinturas rupestres conocidas de esa etapa en todo el noroeste peninsular. No en vano, el pasado 27 de mayo, el Comité Asesor del Camino de Santiago, órgano consultivo de la Xunta de Galicia alertó de que la cercanía de la actividad minera "supone un alto riesgo para la conservación del yacimiento debido al uso de explosivos".

Este mismo órgano afirmó entonces que "la operación extractiva a gran escala a cielo abierto, con una evidente presencia visual en un considerable tramo del Camino Francés, implica que no se deberán llevar a cabo labores de explotación minera en terrenos incluídos en el ámbito de protección del territorio histórico, incluyendo la zona de respeto o de amortiguación, por considerarse incompatibles con la conservación de los valores culturales del Camino de Santiago en las condiciones en las que están descritos".

Como ya se apuntó en fechas recientes desde la asociación, la compañía mantiene abierto un expediente sancionador por parte de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (código S/27/0052/12), que obliga a la compañía a "reparar daños" y/o proceder "a la legalización de las obras efectuadas, debiendo de aportarse propuesta la la restauración de la afección al dominio público hidráulico".

Según hace constar el CHMS, este fue debido a la ejecución "sin contar con la preceptiva autorización de este organismo de cuenca, de obras en la cantera situada sobre la Cova de Eirós, consistiendo en un ensanche y recrecido de un camino en la zona de policía del río Teixido" y aunque ya se ha producido la caducidad del mismo "esto no excluye la posibilidad de iniciar la correspondiente acción sancionadora, al no haber prescrito la infracción y la relativa a la realización de daños o perjuicios que resulte procedente, o de reparación de las cosas que tenía antes de producirse la infracción". Asimismo, advierten, se estudiará "si procede la apertura de un nuevo expediente sancionador conforme a lo dispuesto en el apartado B de la resolución del expediente sancionador S/27/0052/12".

RECALIFICACIÓN DE RECURSOS MINEROS

Por otra parte, en el caso de esta cantera, se ha concedido una licencia municipal para la explotación de una concesión minera de recursos de la sección C, en base a un título otorgado a Cementos Cosmos en el año 2008, un tipo de actividad extractiva que no existía en el 2003, cuando la empresa recibió tan sólo una autorización de explotación para recursos de la sección A, lo que implica tras este cambio de status que automáticamente tendría que estar sujeta a una declaración de impacto ambiental, la aprobación del proyecto de explotación y el plan de restauración correspondientes.

LA PLATAFORMA ENVIARÁ UN INFORME A LA SEDE BRASILEÑA DE VOTORANTIM

Por lo anteriormente expuesto, la Plataforma enviará un informe completo a la central de la multinacional brasileña a través de su "Línea Ética" para poner en conocimiento de la compañía los datos de que dispone sobre la inviabilidad de su operación minera en Triacastela.

La Responsabilidad Social Corporativa de las grandes empresas debería servir para contribuir activa y voluntariamente a la mejora socioambiental de las comunidades, pero por desgracia en muchas ocasiones no dejan de ser un mero 'Código de Buen Gobierno' utilizado como método para "lavar la imagen" frente a los  abusos e irregularidades de las mismas en cualquier sector industrial.

(20.8.2014)