Salvemos Cabana alerta del riesgo para la democracia que suponen los tratados internacionales de libre comercio

La Plataforma se adhiere a la campaña del Día de Acción Global contra el TTIP/CETA/TISA y denuncia la opacidad con la que desde la Comisión Europea se están llevando a cabo las negociaciones, sin ningún tipo de consulta pública ni información a la ciudadanía y completamente al margen de los parlamentos nacionales.

Tanto el Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión entre La Unión Europea y Estados Unidos (TTIP por sus siglas en inglés), como el Acuerdo Integral de Economía y Comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) y el Acuerdo en Comercio de Servicios (TISA), en el que participan 23 países, buscan establecer un gran mercado transnacional que supondría un ataque a la independencia soberana de los estados y la consagración de facto del dominio de las grandes corporaciones.

Con desarrollo y aprobación definitiva de estos acuerdos se limitaría el control efectivo de las multinacionales por parte de los estados, y cualquier tipo de litigio entre países y corporaciones habrían de ser dirimidos a través de tribunales internacionales de arbitraje, que funcionan como entes privados que atienden a intereses particulares y únicamente terminan por beneficiar al capital transnacional que defienden las grandes empresas.

En el caso de tratados como el TTIP o el CETA, se armonizarían las legislaciones europeas y estadounidense/canadiense, garantizando la libertad de circulación de mercancías, pero terminando por degradar sin remedio los derechos de los trabajadores y trabajadoras en todo el ámbito de la UE limitando sus derechos básicos como el de huelga, negociación colectiva y sindicación.

Otra consecuencia derivada de la ratificación de este tipo de acuerdos sería el relajamiento de las normativas sanitaria y de consumo, permitiendo la importanción de productos que en la actualidad no cumplen con los estándares europeos de calidad y protección al consumidor, atentando contra el principio básico de Cautela o Precaución recogido en el artículo 174 del tratado fundacional de la UE.

Por otra parte, el TTIP/CETA/TISA implican la progresiva desaparición de los servicios públicos y su progresiva privatización, que pasarían a ser una mera oportunidad de negocio basándose en las leyes del mercado y no el derecho ciudadano que son actualmente.

Finalmente, los tratados de libre comercio implican la mayor amenaza de la historia para el medio ambiente europeo, pues supondrán el aumento exponencial de la presión sobre los recursos naturales y la potenciación del extractivismo incontrolado con técnicas de alto riesgo socioambiental como la megaminería y el fracking, además de la importación de derivados petrolíferos muy contaminantes como las arenas bituminosas procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Por todo ello, Salvemos Cabana manifiesta, ante la falta de transparencia y procedimientos democráticos por parte de las autoridades de la Comisión Europea, su rotunda oposición a la firma de estos acuerdos, defendiendo el establecimiento de unas relaciones comerciales entre los países que pongan en primer lugar a las personas y el planeta, protegiendo ante todo la normativa ambiental y laboral indispensable para llevar una vida digna y en respeto con el legado a las futuras generaciones.

(18.4.2015)